PREPARACIÓN DEL PAN DE MAÍZ

Este famoso pan preparado en el interior por muchas generaciones, hoy día está muy escaso; son pocas las manos que se dedican a su elaboración, debido al trabajo que requiere. Con la emigración hacia Chepo de los interioranos, algunos  trajeron esta costumbre a diferentes pueblos, como Cañita, Tortí, Chepo, Las Margaritas, Loma del Río y Unicito. Desde 1972 llegó a Unicito Elia González, quien heredó la receta de su mamá Patrocinia Villareal.

Esta es su preparación.

Se pone el maíz pilado en agua por seis días, lavándolo un día sí  y un día no, siempre colocándolo en agua limpia, al sexto día se saca y se vuelve a lavar, ya seco se pila  hasta que quede un polvorín (bien quebrado) se pone al sol por tres días.

Luego se le agrega miel de caña, anís en grano, canela molida, y una pisca de sal; se une y luego se muele, después se amasa.  Luego se hacen las panitas o pancitos que se colocan en hojas  de guayaba, de marañón o de Tallo, y se meten al horno hasta quedar doraditas.

La señora Elia González conserva esta tradición, ella vive en Las Margaritas, siendo unas de las pocas en el País.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.