DESCUBRIMIENTO DE CHEPO.

EXPEDICION DE ANTONIO TELLO DE GUZMAN

Desaparecido del escenario de Tierra Firme JUAN DE AYORA en el mes de octubre de 1514, y habiendo llegado noticias de la apurada situación del asiento costero de SANTA CRUZ, debido a los constante ataques de los indios, PEDRARIAS envió una nueva expedición de socorro  en NOVIEMBRE de 1514  Es más lógico creer que fue en noviembre del mismo año, y no un año después, ya que era materialmente imposible que MENESES pudiese resistir un año, que quedaran exhaustos los hombres de los asientos recién fundados como veremos más adelante.

Los indígenas de POCOROSA y COMOGRE, unidos ahora contra el enemigo común, habían atacado «LOS ANADES», poniendo además cerco a SANTA CRUZ. Ante tales noticias fue cuando TELLO DE GUZMAN partió a primeros de NOVIEMBRE de SANTA MARIA LA ANTIGUA con 110 hombres  con objeto de auxiliar a los que estaban en los asientos y continuar la obra dejada a medias por Ayora.

Al llegar TELLO DE GUZMAN a SANTA CRUZ, se encontró con que sólo quedaban 5 hombres de los 80 que había dejado allí AYORA.

Llevando consigo a los supervivientes, remontando la Sierra de San Blas, dirigióse TELLO hacia las tierras del cacique TUBANAMA donde había quedado HERNAN PEREZ DE MENESES al mando de 100 hombres.

MENESES y sus hombres, agotados por la continua lucha, sitiados por los indios hostiles, hambrientos y debilitados por la falta de provisiones y por el cansancio, estaban a punto de ser totalmente destruidos. La llegada de TELLO fue muy oportuna, decidiendo ambos capitanes, después de un día de descanso, abandonar el fortín de TUBANAMA .

Desde el fortín de TUBANAMA  continuó TELLO siguiendo la orilla del Río Bayano hasta las tierras del cacique CHEPO. En cuanto los indios vieron que los españoles partían del Fuerte, se apresuraron a incendiarlo, y dirigiéndose a SANTA CRUZ hicieron lo mismo. Según los cronistas. Sólo pudieron escapar de este último, un español y una mujer que fue capturada viva por uno de los jefes indios que la hizo vivir con sus concubinas, siendo asesinada más tarde por estas, celosas de su ascendiente con el cacique y para justificar su muerte, hicieron ver que un cocodrilo la había devorado.

Los caciques CHEPO y CHEPAURI o CHEPAVARE, se unieron para resistir a los españoles, pero TELLO DE GUZMAN logró atraerlos con regalos, evitando la lucha.

La palabra CHEPO es de un claro origen cuna, una vez entrado en tratos con CHEPO, se reunieron

los jefes indios y españoles en una comida cordial, acompañados por una alegre orquesta organizada con flautas, pitos y camoturos indigenas y atabalesi tamboriles y gaitas extremeñas.

Este acontecimiento se dio en las vísperas de la natividad de nuestro señor Jesucristo, en 1514.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *