EL FUERTE DEL BAYANO

EL FUERTE DEL BAYANO
(RECONSTRUCCIÓN DEL FUERTE SAN MIGUEL DEL RÍO BAYANO.
Dr. José Manuel Reverte Coma
Felix Escobar Reyes el chepano que defendió este patrimonio sin saber el valor histórico que tenía, sólo en su mente se imaginó que está vieja construcción tenía algún valor.
Loque más impresiona al visitante de esta fabulosa región panameña que es el Río Bayano es «la grandiosidad del rio que da nombre a la región y la inmensa vegetación tropical que cubre sus orillas, encajonándolo y dándole un extraordinario marco de verdor durante todo su recorrido».
Así escribía yo el año 1962 en el suplemento dominical del «Panamá América…Hoy día 30 de abril del año 2008, cuarenta y seis años después, cumpliendo con mi trabajo en el Instituto Gorgas, he recorrido todo el Rio Bayano hasta el Lago creado por la represa, he visitado 12 escuelas para recoger la labor de captura de insectos causantes de la Enfermedad de Chagas. He visto el río de nuevo y se me cayó el alma a los pies. El gran caudal que yo recorría hace medio siglo en canoa con motor fuera de borda, donde se senteban los caimanes en los arenales, es hoy apenas un chorrito, donde apenas puede uno mojarse los pies. Han destruido todo el escosistema, por la tala indicriminada de árboles. Esto ha producido una tremenda sequía. Lo han convertido casi en un desierto y toda aquella hermosura de vegetación no existe. La venta de la madera ha destruido árboles centenarios, milenarios. Algunos se han enriquecido a costa de la destrucción de la Naturaleza.
Pero continuemos con lo que yo escribía en 1962..
Hay en el Río Bayano junto a unos de sus afluentes, el Río Terable, unas ruinas que hay que buscar bien entre la vegetación y de las que se han ido llevando ladrillo por ladrillo y teja por teja. De ellas sólo queda lo que fue base del fortín. Estas ruinas datan de la época en que la ciudad de Nombre de Dios era un floreciente asentamiento y tiene mucha más antigüedad (más de treinta años) que la más antigua construcción de Portobelo, lo que las sitúa coma la más antigua fortificación de cal y canto del Istmo de Panamá, Santa María de la Antigua del Darien , Nomhre de Dios y la misma ciudad de Panamá la vieja (siglo XV1) nunca pasaron de ser las fortificaciones de fajina y tierra.
Misión del Fuerte del Río Bayano
El Fuerte del Bayanoo como se le llamaba entonce Fuerte de San Miguel del Bayano o como se le llamó más tarde Fuerte de San Rafael de Terable, por estar situado cerca de la, desenvocadura de este afluente del Bayano, fue construido con una misión especiífica: la de servir de avanzada para defender a Chepo y a Panamá de los indios « bugue-bugue (corrupción de puki-puki que en cuna significa muchos muchos ho indios de guerra que pobleban la región quese extendia hasta el Darién y que en varias ocasiones facilitaron hasta el paso de piratas y bucaneros a través del lstmo.
En 1597 ya tenía el Fuerte del Bayano’ un Capitán al mando de la guarnición , D. Pedro Diaz de Villamil quien cobraba 50 pesos ensayados, un Cápellan con 250 pesos, un Sargento , un Tenedor de Bastimentos, un Barbero-sangrador, 30 soldados, un tambor, un pifano, cinco negros que realizaban los trabajos de limpieza, desmonte y tramporte por el río. Cinco negras, esposas de aquéllos, que lavaban la ropa , y cocinaban para la tropa. En total 47 personas formaban Su guarnición.
En 1598 el Capitán Villamil partió para España con una mision encomendado por elGobernador D. Alonso de Sotomayor, quedando al mando del Fuerte desde aquel año el Almirante D. Hernando de Lierma Agüero, hombre de gran experiencia militar, lo que demostraba la importancia estratégica que se daba a este Fuerte. De alli saldría Aguero para
ascender a Sargento Mayor de Panamá.
Sin embargo, después de la partida del Gobernador D. Alonso de Sotomayor para España, se le fue restando importancia al Fuerte del Bayano, quitando parte de la guarnición primero y eliminando mas tarde de forma que ya en el siglo VX11, por eñ año 1619 se quejaba el Sargento Mayor D. Franciseco de Narváez Afaro al Rey diciendo que el haber desguarnecido el Fuerte del Bayano traería con secuencias desagradables para la paz de la región como así lo fue efectivamente.
D. Alonso de Soto Mayor que fue uno de los mejores Gobernadores que tuvo el Reino de Tierra Firme, vencedor del Pirata Drake en la sierra de Capira, e impulsor y creador de Portobelo consideraba la región del Bayano como «La más rica del Reino y la más fértil con sus grandes estancias, Sus magnificos hatos de ganado, sus aseaderos y Sus fábricas de navios, de madera que tuvo gran cuidado y particular interes en proteger aquella region y sus habitantes que con. Sus esfuerzos anan
futuro floreciente del Bayano y sus márgenes fertilísimas, pero los que le siguieron no actuaron con el mismo los criterio que él y el Fuerte del Bayano permanecería abandonado hasta mediados del siglo, pasando épocas durante que los ataques de los indios de guerra a losque se añadieron los «Cimarrones» casi despoblaron la región en la que no se encontraban seguros los granjeros.
En 1650, el entonces Presidente D. Juan Bitrian tuvo que enviar resfuerzos y una guarnición como antaño, ordenando la restauración del Fuerte o casa-Fuerte del Bayano después de lo cualse pacificó la región.

AGONIA DEL FUERTE DEL
BAYANO.
Con la definitiva pacificación de los indios de guerra y la reducción como poblado como hombres libres de los negros cimarrones (Negros horros) a los que se distribuyeron tierras de labranzas, el Fuerte del Bayano ya
no tuvo razón de ser y el tiempo, siempre inclemente, encargóse de él. Tras una larga agonia envuelto en la densa vegetación tropical, asfixiado por corpulentos troncos que trataban de derrumbarlo, llegó ya en «nuestro siglo una acuciosa y trabajadora generación que comenzó a llevarce las piedras de sus muros, fácil cantera de donde sacaron el material necesario para construir sus hornos y fogones caseros y no hubiera quedado piedra sobre piedra a no ser que unos vecinos del Llanito, poblado que hoy se alza al rededor de. Fuerte que detuvo la mano destructora e impuso su criterio de que aquellos restos eran sagrados y el pueblo debía de conservarlos como una reliquia. Y así fue; desde entonces nadie más sacó una sola piedra aunque bien es verdad que ya quedaban muy pocas. El Señor «Escobar» no sabia que aquello que defendía contanto ahínco, e eran nada menos que las ruinas de las fortificaciones militares de cal y canto más antiguas del Istmo de Panamá o Reino de Castilla de Oro.
LOCALIZACIÓN DEL FUERTE EN RUINAS
Para el curioso visitante, debo informarle que si quiere ver lo que queda del Fuerte, puede
hacerlo un domingo por la mañana. Sale de Panamá y se dirige a Chepo, temprano para saborear el freso de la mañana y si es madrugador podrá amanecer en la excelente carretera que existe en la atualidad.
Desde Chepo puede elegir entre dos caminos por tierra o por el río Si se decide por el rio ha de conseguir una de las lanchas o canoas con motor fuera de borda que suele haber por allí.
Esta le llevará al Puerto fluvial de La Capitana a orillas del río Mamoní y seguirà río abajo hasta la confluencia con el Río Bayano.

Luego entrará por el gran río, y seguirá por un camino cómodo y maravilloso hasta el lugar
lamado El Llanito donde se encuentran las ruinas, a la mano izquierda segun se sube río arriba, lo que quiere decir que es la margen derecha del río.
Si prefirió ir por tierra, seguirá por la carretera recién cortada (hoy en 2008 ya está asfaltada),
por el punto Cuarto hasta El Llanito donde legará en una media hora o tres cuartos de hora.
LAS RUINAS ACTUALES
Cerca de la orilla del rio y cerca de la desembocadura del Rio Platanares, en una explanada que domina un extenso tramo fluvial, estratégicamente situado, estaba el Fuerte Pueden verse en la actualidad restos de las cuatro paredes o muros de cal y canto de una altura que en algunos puntos llega a metro y medio. Permiten darse cuenta de como fue la forma del edificio rectangular, de 14 metros de largo por 8.70 metros de ancho. Los muros tienen un espesor de 60 a70 cm y son de cal y canto mezclados con ladrillo rojo.
La pared más cercana al Río Bayano muestra todavía huellas de una puerta de dos metros de
anchura. Según referencias de los más viejos moradores, en los años 1912 a 1916 todavía tenía la puerta su dintel de piedra completo, y estaba situado a dos metros del suelo. En aquella época aun se conservaban los muros en casi su totalidad. Fue a partir de entonces cuando comenzó a poblarse la zona y a ser usada la piedra de los muros para hacer fogones.

Pueden también apreciarse las bases de lo que fueron sendas garitas situadas en los ángulos S.E. y N.O. de la Casa-Fuerte, que según los mismos informantes aún podían verse completas en 1912. Cada una tenía dos troneras alargadas con bordes biselados, siendo su techo una cúpula cónica huidiza que terminaba en el ángulo de las aguas del edificio. Actualmente sólo queda de las garitas apenas la huella de su base circular de un diámetro de dos metros.

El muro situado al Norte tenía dos
ventanas alargadas Con la base situada
aproximadamente a 1.70 metros del suelo. Las ventanas tenían dinteles y marcos de madera de cedro de cebolla que es muy durable y todas las ventanas estaban trabajadas en bisel seguramente para servir de troneras y permitir la maniobra de armamento fácilmente desde el interior Balas de cañón y mosquete se han hallado en las cercanías del Faerte en diversos puntos.
El techo debió de ser de dos aguas pues los muros Norte y Sur terminaban por su remate en ángulos semejantes y paralelos de manera que un agua daba al Bayano y la otra al lado opuesto.

TESTIMONIOS DE LOS VECINOS DEL FUERTE

…Los Esposos Escobar, vecinos de El Llanito recuerdan perfectamente que el muro del Oeste tenía dos ventanas alargadas con los dinteles biselados como troneras.
El Señor Garrido Luna de 64 años, recuerda también que al atravesar la puerta del Fuerte que estaba completa en sus tempos de muchacho, había un piso de piedras pulimentadas bien ajustadasu unas a otras.
Félix Escoba Reyes quien llegó el 23 de diciembre de 1916 a residir en este lugar, recuerda también que por aquella época el Fuerte estaba bastante completo y que tenía dos torretas o garitas y que cada una tenía dos miradas angostas. Había una puerta que daba al Bayano, de forma rectangular y estaba completa en su dintel, pero sin puerta. Uno de los viejos que por entonces vivía en este lugar desde el siglo pasado le dijo que él conoció un portón de hierro que era la puerta del Fuerte. Los muros eran de mezcla de piedra y ladrillo rojo como mezcla. Varios guarumos (Cecropia alata L.) habían crecido agarrándose a las paredes que presentaban varias grietas aunque sin caerse. Recuerda también que las piedras que formaban los ángulos del edificio así como las que formaban los dinteles de las ventanas estaban bien pulimentados y de forma muy regular.
En la actualidad pueden verse todavia la base del edificio y los ángulos por su parte inferior y tienen las mismas características mencionadas por nuestros. informante.
PALABRAS FINALES
Tomé una serie de fotografías y medidas de las ruinas que sirvieron para que mi buen amigo Mr. Taylor hiciese, siguiendo mis instrucciones, una planta del Fuerte que puede verse en la
informes de los vecinos.
Es lamentable que uno de los restos más antiguos de la conquista que se conservan en la Republica de Panamá y de Continente Americano ya que datan del siglo XVL, no hayan recibido jamás la atención que merece aunque solo fuera a por el valor turistico que este lugar va a tener dentro de muy poco cuando la carretera interamericana que va a pasar rozando las ruinas esté terminada. Servira para algo esta breve información que hoy ofrecemos a nuestros lectores? A menos para despertar la curiosidad por nuestras cosas, por nuestras reliquias, por nuestro pasado, por el estudio de muchisimas cosas interesantes que hay todavía ocultas esperando la mano que vaya a descubrirlas. Dios quiera que así sea y sirva para terminar estas lineas lo que decía el poeta. CAMPOAMOR sobre el pasado:
«Para obrar con cordura en lo presente
Tengo puesto un oído en lo pasado»
José Manuel Reverte Coma (Comisión Nacional de Arqueologiía)

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.