PATILARGO FUE UN GRAN CABALLO.

, , Comentarios desactivados en PATILARGO FUE UN GRAN CABALLO.

El Caballo Patilargo:   Demostró sus cualidades de corredor como un fuerte cerrador  en los metros finales.  Sus dueños fueron, el  Sr. César “Shanty” Romero y su esposa Militza (Lucky Four Stable).

Siendo tres añeros en 1985, Patilargo  ganó la Copa Johnny Walker, y el Clásico Louis y Rosita Martinz, de esta forma participa en el clásico internacional del Caribe  en Venezuela, Panamá llevo dos participantes, Patilargo y Pennsylvania. Resultó complicado  el traslado de Patilargo, hubo inconvenientes, ya que lo hicieron en una avioneta que no rendía las condiciones para su transportación.

 Clásico del Caribe de 1985 en Venezuela.

Como era de costumbre, el caballo sale en su recorrido tardío, el que lo conducía era Víctor Tejada,  moviéndose sin prisa desde el octavo y noveno puesto, Patilargo comenzó a pasar uno por uno a cada rival. Cuando doblaron la última curva,  Rymer Reef (VEN) iba de primero y él de segundo, pero tejada le exigió, y el caballo panameño empezó a sacarle ventaja al Venezolano,  ganando esa carrera por 7 cuerpos, fue algo impresionante, los mismos comentaristas se quedaron sorprendido con la ventaja que tomó el gran Patilargo.

El 16 de marzo de 1986, aparece y gana en una carrera de la octava serie, en el Hipódromo Presidente Remón. El 6 de julio gana el Clásico Estados Unidos de Norteamérica. Ganó su segundo clásico  1986 por más de siete cuerpos. Gana el Clásico Raúl Espinoza (Copa de Oro)  a su rival Pennsylvania. A los  21 días vuelve a correr en el Clásico Fuerza de Defensa de Panamá. En total ganó seis veces de once presentaciones con dos segundos, dos cuartos y un quinto lugar.

 Gano  por segundo año seguido, el Clásico Raúl Espinoza (Copa de Oro) con Marcelino Pedroza. Fueron dos victorias en siete presentaciones.

 Tuvo grandes duelos con Pancho Trompeta (USA), en los clásicos del verano, ganando y perdiendo. Precisamente en su última oportunidad de ganar el Presidente de la República, perdió en final de foto ante el propio Pancho Trompeta.

Ganó el  Clásico Cerveza Atlas, para representar a Panamá en la Copa Confraternidad de 1988. Patilargo ganó por doce cuerpos a Impecable.

Ya en México, en sus lomos llevaría al jinete chepano  Pablo Emilio Guevara. Dándose la partida, Patilargo tropezó con los caballos,  y metió las patas delanteras en la pista, fracturándose, no pudo seguir  la carrera. El caballo fue operado en San Diego, y posteriormente enviado a Panamá donde lo retiraron.

En 1989 cuando se registra la invasión en Panamá, Patilargo estaba en el  haras La Patroncita, propiedad de Rigoberto Paredes en Arraijan,  en donde se robaron del establo algunos caballos, llevándoselos para otro lugar en Arraijan, y entre ellos estaba Patilargo,  más adelante pudieron recuperar  los caballos.

Luego de este episodio, se lo llevan a las Margaritas de Chepo, a unos establos de propiedad del señor Romero, en donde lo utilizan como padrote, y le sacan buenas crías, como Paty ya.

Después de un tiempo, Patilargo Fallece en las Margaritas de Chepo, fue un gran caballo que le dio gloria a panamá, actualmente la que fue su dueña vive en Las Margaritas.

Patilargo se retira de las pistas, habiendo participado en 46 carreras, ganando 24 con 14 segundos, 2 terceros, 2 cuartos y 3 quintos. Ganó 11 clásicos,  es el líder en dinero ganado, seguido por el alazán Evaristo. Es miembro del Salón de la Fama de la hípica panameña. Definitivamente un gran  cerrador.