Las Moliendas.

, , Comentarios desactivados en Las Moliendas.

Las Moliendas.

Cuando se inicia la temporada de zafra en las moliendas, es un proceso difícil, lo primero que se debe hacer es cortar la tarea de la caña, ya que lleva una medida específica, debido al tamaño que tiene la paila para cocinar la miel; algunos  cortan la caña un día antes, para no  madrugar y poder terminar la tarea durante el día. Hay trapiches de dos y tres rolos, la ventaja de el de tres rolos es que solo se la da una pasada, quedando limpio el bagazo, a diferencia  con el de dos rolos que se debe pasar dos veces el bagazo, para poder exprimirlo bien, después que se muele se pone a cocinar, e inicia el proceso de limpieza del guarapo.

Cachazar, la limpieza del guarapo.

Cuando está hirviendo, toda la basurita se va hacia arriba, y se va formando encima del guarapo que está hirviendo; es importante la limpieza, ya que de eso depende que la miel salga sin partículas, este proceso se llama (Cachazar el guarapo), es un residuo insípido que se va a la superficie, todo esto forma parte de la limpieza del guarapo ya en proceso, luego se cocina a fuego lento, hasta lograr la consistencia adecuada con que se desea la miel.

 Por otro lado, al caballo molendero que pasó horas dando vueltas, se le da un buen trato, no se le debe quitar la venda para que no se maree, y se le deben atar las patas delanteras y caminarlo un rato, luego se le desatan las patas y la venda, se le pone a descansar, luego se alimenta.

LA MOLIENDA DE SANTO SOLÍS.

Santo Solís llegó a Agua Buena del Llano con su esposa, sus padres Aquilino Solís y Cristobalina Flores en 1970,
proveniente del Barrero de Los Posos, provincia de Herrera, no tenía hijos, hoy día cuenta con cuatro. A sus 69 años se mantiene trabajando.

Cuenta que todo era montaña, había que cuidar a los animales ya que los tigres cazaban a los perros, puercos y ganado; no había carreteras, solo caminos escabrosos y mucho lodo, donde los caballos se atascaban, caminaban horas para buscar víveres ya que no había tiendas cercanas.


Llevábamos el arroz a pilar a tres horas de camino a caballo, la vida aquí no era nada fácil, luchando contra las inclemencias del tiempo. En los inviernos había que salir a trabajar todo el día con la ropa mojada. 68unas veces las plagas azotaban sin clemencia.

Para sacar las cosechas debía cargarla a caballos en caravanas, hasta donde la recogiera el carro; por muchos años se ha dedicado a la molienda, una de las pocas que quedan en Chepo.

No hay nada más rico, que endulzar una taza de café con miel, desprende un aroma muy exquisito en la mañana; los viejos acostumbraban a tomar una cucharada de miel, decían que era muy saludable, estimula el apetito en especial en niños, aporta mucha energía al cuerpo, ayuda a combatir la anemia, a tratar el estreñimiento, a equilibrar la presión arterial, para problemas cardíacos, mejora la salud digestiva, incrementa la hemoglobina en la sangre.